GRADOS DE LESIONABILIDAD

Es cierto que hay una serie de jugadores con un grado de lesionabilidad más alto que otros, como también hay jugadores que, por ejemplo, tardan más tiempo en recuperarse de una lesión. El fútbol es un deporte de contacto, donde los golpes y las caídas son constantes, los esfuerzos, la fatiga y las entradas duras, entre otros, hacen que el jugador corra más riesgo de lesión. El aspecto genético, el psicológico, la dieta, el peso, el estado del césped y, por supuesto, la forma de entrenamiento tienen influencia.

A finales de la década de los 70 se estableció lo que popularmente se conoce como “La Regla de los Demasiados”, la cual establece que los deportistas sufren más problemas cuando se entrenan de manera demasiado intensa, demasiado frecuente, demasiado pronto tras una lesión y cuando intentan remediarlo demasiado poco o demasiado tarde.

Muchos deportistas obsesionados con la vuelta rápida a la competición vuelven a jugar con dolor o infiltrados, lo que les acarrea no sólo lesiones más graves sino también consecuencias para el futuro.

Las lesiones tienen relación con el tipo y cantidad de trabajo para el jugador. Algunos entrenadores, de manera equivocada, creen que entrenar más es sinónimo de mayor resultado sin pensar que es más importante la calidad que la cantidad. Todo esto proyecta al deportista a las lesiones, principalmente porque no son consideradas sus cualidades y características individuales.

Por último, decir que si se toman las precauciones apropiadas, las lesiones deportivas, a menudo, se pueden prevenir

Don Javier Badillos
Jefe Rehabilitación y Fisioterapia
Clínica Nafarroa y Clínica Indautxu